Edición 1446 Suscriptores

Una serpiente que no muere

Explotación sexual de menores en Paysandú

Con 15 años hace rato que entendieron lo que el mundo dispuso para ellas, con 17 es poco lo que les queda para aprender de la noche y el sexo. Las niñas y adolescentes explotadas en Paysandú viven todos los días su propia pesadilla, lejos de los focos que cada tanto iluminan la ciudad, atraídos por un golpe a alguna red de explotación. Sin embargo, merced a la desidia institucional, hasta ahora el Estado ha sido a través del inau casi como un trampolín al mundo de la noche: hogares de los que las menores huyen, proxenetas que llegan hasta la puerta de la institución para recogerlas, funcionarios que hacen la vista gorda ante los hechos, y niñas que caen en la red. Unas redes de explotación que en Paysandú desde hace décadas saben muy bien renace...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Brasil y la masacre de Jacarezinho

La normalidad de la matanza

Cultura Suscriptores
Centenario de Stanislaw Lem (1921-2006)

Filósofo del futuro

Críticas Suscriptores
Una voz emergente en la narrativa uruguaya

Je ne parle pas français

Cultura Suscriptores
Reedición de Elder Silva

Ese diminuto regazo en el planeta

Sociedad Suscriptores
Una nueva audiencia del juicio de De los Santos contra Arrozal 33

Las cosas que perdimos en el arrozal