Política Suscriptores

Uno más para atender

El gobierno tiene un nuevo interlocutor. Se creó una organización que reúne a 20 asociaciones de empresarios con la intención de trabajar en definiciones estratégicas, como las relativas a competitividad, productividad, educación e inserción internacional. Integrantes del oficialismo temen un “efecto pinza”, pues a las dificultades que hoy tiene con el movimiento sindical se agregaría una mayor contundencia de los planteos históricos del capital.

Diego Balestra, primer presidente de la confederación, conversa con otros pares / Foto: Fernando Pena

Después de 25 años de esfuerzos por crear una organización de tercer grado que reúna a todos los empresarios del país, el lunes pasado se presentó oficialmente la Confederación de Cámaras Empresariales (Cce). El agrupamiento está compuesto por 20 cámaras de las distintas ramas de la actividad económica, con excepción de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, aunque varios de sus directivos han declarado que coinciden con los postulados de la Cce, lo que pronostica que podrían integrarse en un futuro cercano. Las 20 entidades (véase recuadro) que hoy la componen representan unas 47 mil empresas. En la Cce están incluidas organizaciones que van desde la Cámara de Industria del Uruguay (Ciu), pasando por la Asociación Rural del Uruguay (Aru) y la Federación Rural, hasta la Asociación Nac...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Final de campaña en Montevideo

La pelea es adentro

Política Suscriptores
Cuatro barriadas con los candidatos

Por las calles de Montevideo

Política Suscriptores
Avanza la investigación por espionaje militar en democracia

Resabios de aquellos tiempos

Sociedad Suscriptores
Cabildo Abierto busca coronarse en el noreste montevideano

Viento en el quepis