Edición 1576 Suscriptores

Venid a mí los ricos

Icono del capitalismo en la China comunista, la llamada “perla de Oriente”, no es sitio para pobres. Y menos para pobres extranjeros. Y menos aún para pobres extranjeros que huyen de guerras. Desde que bajo mandato británico esta tierra se mantuviera al margen de la Convención de las Naciones Unidas de 1951, los refugiados no son formalmente bienvenidos en Hong Kong.

Asentamiento de refugiados en Hong Kong, registrado por la ONG Vision First

Luego de que asesinaran a su padre y a uno de sus hermanos, Abdul decidió huir de Pakistán. En el invierno de 2008, con 20 años, recorrió en autobús la distancia que separa Islamabad de la frontera con China. Desde allí siguió el viaje en tren, durante siete días, hasta llegar a Shenzhen, frente a Hong Kong. Llevaba una mochila, algo de ropa y un par de zapatos. Sus amigos le habían contado que en Hong Kong podía estar a salvo. “Lo único que necesitaba era seguir vivo”, dice. Pagó 700 euros al dueño de una barca clandestina y emprendió el último tramo de su huida junto a otras once personas. Recuerda que habiendo ya zarpado comenzó a nublarse y al cabo de poco tiempo se desató una tormenta eléctrica. La embarcación no resistió el aguacero y empezó a hundirse. Entre todos intentaron achicar...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Final de campaña en Montevideo

La pelea es adentro

Política Suscriptores
Cuatro barriadas con los candidatos

Por las calles de Montevideo

Política Suscriptores
Avanza la investigación por espionaje militar en democracia

Resabios de aquellos tiempos

Sociedad Suscriptores
Cabildo Abierto busca coronarse en el noreste montevideano

Viento en el quepis