Cultura Suscriptores
Ecce Homo en el Subte

Vía crucis contemporáneo

La exposición antológica Ecce Homo1 de Federico Arnaud (Salto, 1970), que resume las preocupaciones y las ansiedades de varias décadas de trabajo artístico, nos presenta al ser humano desde una óptica contemporánea, sin escatimar el dolor, el humor, las contradicciones y los misterios. «He aquí al hombre», dice este inquieto escultor y docente salteño, y a nadie deja indiferente.

Ecce Homo, muestra de Federico Arnaud en el Subte, Montevideo. Héctor Piastri

La muestra es un golpe de puños directo a la cabeza, al corazón, al cuerpo. Hay que estar bien plantado para no caerse. Al menos si uno está dispuesto a dejarse impactar por un lenguaje que puede ser violento y poético a la vez, si padece de cierta fragilidad ante la idea de la muerte o si está en uno de esos días sensibles.

Siempre es mejor que la obra de arte te pegue a estar acorazado, inmune, lo que no excluye que haya obras divertidas (El juego de los milagros, 1998), con toques de lirismo (Paisaje de los sueños, 2003), y que, por tanto, esta muestra pueda ser vista y disfrutada por personas de cualquier edad y extracción social. Fui testigo casual del momento en que una niña –tendría unos 9 años– entregó al artista, de la mano de su madre, una rosa de obsequio. Él, sorprendido –y...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados