Vía crucis del progresismo - Semanario Brecha
Edición 1653 Suscriptores

Vía crucis del progresismo

El oficialismo vuelve un día sí y otro también a enfrentarse con las consecuencias de las cuestionadas conductas de su vicepresidente. No obstante, esta vez el presidente de la República pareció soltarle la mano y abandonar la idea de insistir en que su imagen vuelva a lo alto. Incluso en la Torre Ejecutiva, según constató Brecha, se entiende que el Frente Amplio debería pedirle “en términos amigables” que haga efectiva su dimisión.

Sendic y Lucía por Ombú.

El gobierno del Frente Amplio (FA) enfrenta los peores guarismos, en cuanto a aceptación y adhesión electoral, de los últimos 15 años. Esa realidad es resultado de algunas variantes, y una en especial que ha hecho eclosión en los últimos meses: las denuncias contra el vicepresidente de la República, Raúl Sendic. Primero fue el déficit de Ancap, luego un título de licenciado en genética que no poseía (a pesar de que figuraba en su currículum), y finalmente el presunto uso de tarjetas corporativas para compras personales mientras se desempeñaba al frente de la petrolera estatal. Hechos todos que están o estuvieron en la justicia, aunque ésta desestimó la comisión de algún delito en el caso de la licenciatura en genética, porque Sendic no ejerció esa profesión.

Sin embargo la cuestión de l...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
CINE. Camino al oscar: Vidas pasadas

Con sabor a clásico

Cultura Suscriptores
Novela de Olga Tokarczuk

En el final de la literatura

Cultura Suscriptores
A 39 años de We Are the World

El feat más grande del mundo

Cultura Suscriptores
Triunfo colosal

Nieve en los Goya

Mundo Suscriptores
Contra la ultraderecha

Oigo a un monstruo respirar