A rodar mi amor - Semanario Brecha
Edición 1479 Suscriptores

A rodar mi amor

  Los cuatro pares de ojos se posaban intermitentemente sobre ella. El quinto la había dejado. Abandonada por su antiguo dueño, la chiva en desuso rechinaba en el silencio del rincón. En un asado surgió la solución. Se tiene que ir. Está hecha para rodar. “Pero como ésta hay miles en Montevideo. Bueno, vamos a sacarlas a todas.” Liberá tu Bicicleta tuvo un nacimiento tan heroico y simple como ese. Hace un año comenzaron a pensar cómo hacer para sacarlas a todas. Supieron de una experiencia vasca en que la gente se traspasaba las chivas mediante una web. Pero no, no era eso. Decidieron que las centralizarían. Recibirían bicis en cualquier estado, las repararían y las devolverían a la calle, a quien las solicitara. Lo hicieron con 60 bicicletas el año pasado. En la azotea de aquella m...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia