Afeitado y sin visita – Brecha digital
Edición 1483 Suscriptores

Afeitado y sin visita

Esperando la entrada El sábado pasado quien escribe se dispuso a ver La visita, reciente estreno del elenco oficial en la sala del Solís. A tales efectos, se dirigió a la boletería del teatro dos horas antes, teniendo en cuenta que los sábados no siempre es fácil conseguir localidades. Al llegar al lugar citado, en el cual, cabe acotar, cada vez que se solicita una entrada de prensa poco menos que hay que llenar un “completo administrativo” y pasar a través de un ojo eléctrico, las tres jovencitas que lo atendían dieron muestra de no tener la menor idea de la existencia de las tales entradas de prensa y, menos aun, del semanario Brecha. Contemplaron a este escriba como si se tratase de un ciudadano esloveno que acudiera a tramitar la patente de rodados. Una de ellas, sin embargo, solicitó...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Teatro y política

El tribunal de honor

Edición 1932 Suscriptores
La campaña para liberar a Julian Assange

La verdad como crimen

Edición 1932 Suscriptores
El sostenido avance de la marihuana legal en Estados Unidos

Otra guerra perdida

Edición 1932 Suscriptores
El perfil de los exmilitares que contactaron a Alejandro Astesiano

La botonera

Edición 1932 Suscriptores
El perfil del equipo de Garcé en la secretaría de inteligencia

Juegos de rol