Columnas de opinión Suscriptores

Aldea no global

Olvidados de las épocas en que la sociedad uruguaya recibía refugiados e inmigrantes a paladas, escapados de guerras y de pobrezas múltiples, algunos sectores de ella han reaccionado frente al drama de las familias sirias como aquellos que en la ciudad-aldea europea pedían la expulsión de los bárbaros sudacas recién importados.

Años ha, en un inhóspito y gigantesco refugio europeo al que llegaban decenas de latinoamericanos (sobre todo chilenos, muchos argentinos, algunos uruguayos desde Buenos Aires), una serie de pequeños incidentes entre ellos llevó a la intervención de la policía. Nada se descubrió entonces de demasiado grave: peleas y peleítas, rencillas de convivencia y políticas, acusaciones cruzadas de pelotudeces varias. Quedaron claros, sí, para los policías y para quienes administraban el refugio, los tremendos rayes con los que cargaban los refugiados que allí se apretaban. Pero sobre los recién llegados estaban puestos, al parecer, los ojos de al menos parte de la sociedad local, una pequeña ciudad periférica que por la época era bastante más aldeana que hoy. La historia trascendió a la prensa y algu...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente