Amigos, grappa, y la señora de las cartas peligrosas - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Amigos, grappa, y la señora de las cartas peligrosas

El 17 de mayo de 2009 murió en Montevideo Mario Benedetti, y yo estaba en Lima. Acá paso la mayor parte del tiempo, dado que aquí vivo desde hace más de veinte años. Era un día gris, como casi todos los días de Lima, salvo alguna licencia que le da el verano a la capital peruana para exhibir alguno que otro cielo azul con nubes blancas, que mirándolo me lleva inexorablemente de vuelta a Uruguay por un rato (“después de todo la nostalgia existe…”). Por esos días se celebraba el centenario de otro compatriota tan ilustre como Mario, y tan ilustrado: Juan Carlos Onetti. El Centro Cultural de España en Lima había organizado unas conferencias donde participaba Mario Vargas Llosa, por el lado albirrojo, y Ana Inés Larre Borges y Pablo Rocca por el celeste. Aparecí una noche por allí, y debo con...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia