Azucena no es una flor – Brecha digital
Destacados Suscriptores

Azucena no es una flor

El ex ministro José Bayardi eclipsa, con una abundante producción de cartas, desmentidos y entrevistas, el episodio de la incautación de un archivo militar. Ahora arremete contra la ex ministra Berrutti y revela, insólitamente, los nombres de dos civiles dedicados a tareas de inteligencia, a quienes acusa de mantener un “grupo paralelo” en el Ministerio de Defensa.

Azucena Berrutti / Foto: Archivo Acar

Después de acusar al autor de este artículo de mentir, de inventar sucesos y de dejarse “instrumentalizar”, el ex ministro de Defensa Nacional José Bayardi arremetió ahora contra la ex ministra Azucena Berrutti y reveló que dos antiguos asesores de Berrutti, y dos coroneles, mantuvieron durante años una estructura paralela de inteligencia que recién fue “desmantelada” en 2013.

El desahogo incontrolado del doctor Bayardi es una consecuencia directa de la incautación de un archivo con documentos militares que el coronel Elmar Castiglioni –recientemente fallecido– guardaba en su residencia particular. Ese archivo, ubicado a comienzos de octubre gracias a un allanamiento ordenado por la jueza penal de 7° turno Beatriz Larrieu, debería haberse incautado en marzo de 2008. Hace nueve meses Bre...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?