Destacados Suscriptores

Buenos negocios, ¿buena relación?

Al margen de la retórica conciliadora de Barack Obama la semana pasada, la animadversión estadounidense hacia Cuba sigue teniendo un basamento político que no parece que vaya a cambiar en el futuro cercano.

El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe visitó el puerto de Mariel el 5 de enero de 2016. / Foto: AFP, Enrique De La Osa

A la salida de La Habana, como quien se dirige hacia las provincias de Artemisa y Pinar del Río, grandes terrenos parecen haber quedado a la buena de Dios. La impresión que causan resulta más contradictoria debido a la abundante población que reside en esa región de la isla, jalonada de pequeñas ciudades y pueblos que se alternan con fincas y polígonos industriales.

Entre ellos, el marabú y otras malezas se adueñan del paisaje. Se trata de un sinsentido que se repite por varias decenas de quilómetros, junto a la costa noroccidental de Cuba, a menos de media de hora del centro de la capital y a sólo unos pocos minutos del Puerto del Mariel, la principal apuesta cubana de cara a su pretendida modernización económica.

“Aquí hubo caña (de azúcar) por muchos años, pero después que desmont...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
El auge de los partidos ecologistas en Europa

Entre la radicalidad y el capitalismo verde

Política Suscriptores
Las escuelas de formación empresarial de la Universidad de Montevideo como cantera de cuadros del gobierno

Santo mercado

Política Suscriptores
Propuesta del gobierno beneficia a los grandes consumidores de electricidad

La energía de los «malla oro»

Sociedad Suscriptores
Por falta de pruebas, los policías no logran ampararse en los delitos creados por la LUC

Tigres de papel

Sociedad Suscriptores
La nueva baza de Zuckerberg

¿Sobre qué versa el metaverso?