Edición 1390 Suscriptores

Burguesas al poder

Hay una historia personal detrás de la novela que dio origen a El difícil arte de amar (1986), del libreto de Cuando Harry conoció a Sally (1989) y de la manufactura completa de Sintonía de amor (1993). Esa historia está intransferiblemente vinculada a la vida (y obra) de Nora Ephron. Burguesa, judía, inquieta, irreverente, intelectual, californiana de crianza y neoyorquina por opción, periodista por vocación, guionista por naturaleza y directora como derivación inevitable, poseedora de un sentido del humor un poco lacerante y otro poco amable, según conviniera a la ocasión, Ephron se convirtió, a lo largo de los años y sin, casi, quererlo, en la representante más conspicua de una corriente de pensamiento (y de acción) que modificó, aunque sea superficialmente, el estatus de la mujer en el...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape

Sociedad Suscriptores
Nace una coordinación permanente de ollas populares

Aguantar la olla