Cinemateca a domicilio - Semanario Brecha

Cinemateca a domicilio

Con Alejandra Trelles.

Cinemateca y TV ciudad realizaron un acuerdo para emitir películas por el canal/Foto: Agencia Larsen

Si Mahoma no va a la montaña, Cinemateca sí. Mediante un convenio con TV Ciudad y apoyada en una unánime solidaridad internacional, la institución está llegando con buen cine iberoamericano a miles de hogares que honran laoportunidad de acceder al cine de calidad.1

—¿Por qué eligieronTV Ciudad como socio para esta iniciativa?

—Ni bien decretaron la emergencia sanitaria y el cierre de las salas de espectáculos, el 13 de marzo, nos comunicamos con la Intendencia de Montevideo, con la cual hicimos un convenio para concretar nuestro joven complejo de salas y coordinamos programas como Montevideo Libre –de acceso gratuito al cine paralos estudiantes de secundaria–, con el fin de analizar la situación y ver cómo seguíamos. La pérdida abrupta de contacto físico con socios y público en general, por tiempo indeterminado, fue lo que más nos preocupó.La primera señal estimulante que recibimos fue que nuestros socios no se borraron de la institución. Evaluamos que este acuerdo con TV Ciudad, que nos integra a la programación del canal para ofrecer, viernes y sábados, películas importantes a miles de personas en el horario en el que solían ir al cine, nos acerca a nuestra masa social y nos permite sostener la misión de formar públicos. La propuesta ha tenido un impacto y una receptividad que superaron las mejores expectativas.

—¿Cómo se prueba ese impacto?

—El canal nos reenvía las mediciones de audiencia que le llegan. Es muy reconfortante ver que la emisión por única vez de una de nuestras películas alcanzauna cifra de espectadores que nunca conseguiríamos proyectándola en sala, aunque esté tres meses en cartel. Y, a partir de nuestra presencia en las redes sociales–Instagram, Twitter, Facebook–, vamos siguiendo las reflexiones, los debates y las polémicas que, felizmente también, ha venido suscitando el material. Las charlas que antes se tenían en la cola para sacar entradas o la cafetería de Cinemateca hoy suceden en las redes.Es lo que nos gusta que pase: que la gente intercambie pensamientos y opiniones sobre lo que ve.

—¿Seleccionaron películas específicas para este plan o intentaron continuar con la programación que venía?

—La programación está suspendida hasta que podamos reabrir las salas y continuará a partir del día en que cesó.Los contenidos para este acuerdo con TV Ciudad los generamos especialmente y a la velocidad que la emergencia demandaba, gracias a la solidaridad de productoras, directores y distribuidoras de cine de varios países. Aunque, igual que nosotros y obligados por la pandemia, tuvieron que reformular sus vidas, nos dijeron inmediatamente que sí y trabajaron para facilitarnos las copias de las películas que queríamos exhibir adaptadas al formato televisión. Y lo hicieron en tiempo y forma, en un gesto de solidaridad infinita. En Madrid, por ejemplo, ya estaban en cuarentena y, como no podían ir a la oficina a buscar los discos, se comunicaban entre ellos para ver quién podía hacernos una copia con la calidad requerida y bajable. Algunas películas, además, tenían fragmentos en otro idioma, por lo cual tuvieron que agregarles subtítulos. En fin, sin este apoyo increíble que nos brindó la comunidad cinematográfica iberoamericana, no hubiéramos podido implementar esto.

—¿Las películas seleccionadas para esta programación son diversas o temáticas?

—Pensamos que esta era una estupenda oportunidad para compartir con el público cine al que no suele acceder y nos focalizamos en el iberoamericano, que es el que menos llega a las pantallas uruguayas. Armamos un menú muy interesante, con filmes latinoamericanos, españoles y portugueses; la mayoría son ficciones, pero también hay documentales premiados en festivales internacionales. Si, como esperamos, este ciclo sigue adelante más allá de esta situación excepcional por la pandemia, llegará el momento de ampliar aún más las fronteras.

—A juzgar por la respuesta de los socios que no se borraron y los televidentes que respaldaron la propuesta, ¿dirías que la cuarentena provocó resultados que nunca consiguieron las estrategias de crecimiento de Cinemateca?

—No, es todo parte de lo mismo, es sólo una ventana más, que facilita. La fidelidad de nuestros socios abreva en que tienen claro que Cinemateca es bastante más, culturalmente, que una entidad exhibidora de cine. Asumimos la responsabilidad de conservar el patrimonio fílmico uruguayo, que sería una tarea compleja, onerosa e irrealizable si no contáramos con la colaboración de ese conjunto de afiliados a nuestra causa. En cuanto a la otra parte de tu pregunta, creo que la receptividad que tuvo esta idea confirma un ida y vuelta que Cinemateca siempre tuvo con el público sensible al cine de calidad y, en más de una dimensión, alternativo al que ofrece el circuito comercial. Lo que hizo el cierre de las salas fue presionarnos a encontrar, de un día para otro, la forma de seguir cumpliendo con nuestro principal objetivo institucional, y la televisión contribuyó a alojarlo en nuestros hogares cuando más necesitamos permanecer en ellos.

1. Cinemateca te Acompaña. Ciclo de películas de Cinemateca Uruguaya por TV Ciudad, los viernes y sábado a las 22 horas. Los títulos para hoy son Érase una vez en Brasilia (Adirley Queirós, Brasil, 2017) y Nadie nos mira (Julia Solomonoff, Argentina, 2017). Mañana llegan El muerto y ser feliz (Javier Rebollo, España, 2012) y Maracaibo (Miguel Ángel Rocca, Argentina, 2017).

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Pasó Lucía Seles por Montevideo

Defender las protecciones

Ciclo 10 Años sin Ronald Melzer

Al maestro con cariño

Abordajes transfeministas en el 41.º FCIU

Este cine de nuestro tiempo

Grandes hallazgos del 41º FCIU

Radicales e innovadores

Cultura Suscriptores
Del 41.º festival de Cinemateca: Sparta

El denunciante denunciado