Edición 1500 Suscriptores

Como en botica

El mismo día del entierro de Eduardo Campos, que reunió a 160 mil personas en Pernambuco, el Partido Socialista brasileño ofreció a la viuda del candidato fallecido, Renata Campos, de 47 años, integrar la nueva fórmula presidencial acompañando a Marina Silva. Si bien Renata no aceptó, alegando que tiene que hacerse cargo de sus cinco hijos, ya hay quienes la dan como una figura política de segura proyección a corto plazo. Quien finalmente será el candidato a vice por el psb será el diputado gaúcho Beto Albuquerque, un político vinculado al agronegocio. Silva deberá ver cómo hace para conciliar su imagen de ambientalista con la de Albuquerque, mal visto por las organizaciones sociales, en especial ecologistas. Por otro lado, Marina se había distanciado de algunas de las opciones de Campos,...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente