Construcción y fortalecimiento del cooperativismo

Ariel Guarco, visitante ilustre de Montevideo.

Ariel Guarco y Daniel Martínez. Foto: FCPU.

Hoy finaliza una semana cargada de actividades para el cooperativismo uruguayo. Durante varios días, más de mil personas vinculadas a la economía social y solidaria se hicieron cita en el 4º Encuentro Nacional de Cooperativas, que tuvo lugar en la sede de la Intendencia de Montevideo. Las actividades comenzaron el martes con el lanzamiento del evento organizado por la Confederación de Cooperativas del Uruguay (Cudecoop), que contó con la participación de la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi; la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz; el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, y el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro.

El tópico que sobrevoló la mesa fue la situación de las cooperativas y sus distintas realidades. Mientras desde un principio las autoridades se encargaron de trasmitir mensajes alentadores sobre el porvenir de las empresas de esta índole y se daban señales en sintonía con el título del encuentro –“Desafíos del cooperativismo hacia 2030”–, de a poco comenzaron a evidenciarse algunos de los problemas que tiene el sector. Este último mes las cooperativas estuvieron en la agenda de los medios: Conaprole y sus problemas sindicales, Fecovi y Fucvam movilizándose por la rebaja de la tasa de interés, las cooperativas agrarias y su retiro de los consejos de salarios, y Ascot señalando los inconvenientes que generan los cambios que se pretenden hacer en 18 de Julio. Todos estos hechos fueron interpretados como elementos que muestran, por un lado, los desafíos que presenta el sector y, por otro, sus intenciones de estar siempre en movimiento.

Estas problemáticas que de una u otra manera afectan a los integrantes del movimiento (con sus similitudes y diferencias) fueron protagonistas del encuentro, en el cual varios se animaron a plantear soluciones o posiciones ideológicas que permitan fortalecer al sector.

VISITANTE ILUSTRE. En el cierre del lanzamiento del encuentro fue homenajeado como visitante ilustre Ariel Guarco, presidente de la Alianza Cooperativa Internacional (Aci). Originario de Coronel Pringles, una pequeña ciudad argentina de 20 mil habitantes, Guarco tiene una trayectoria de más de 20 años junto al cooperativismo. Se inició en la Cooperativa Eléctrica y fue subiendo escalones hasta llegar a ser el representante de la organización mundial más importante del cooperativismo. Sus palabras hicieron referencia al camino que debió transitar hasta llegar al lugar que ocupa: “Todo empezó hace unos años en Maldonado, cuando me invitaron a dar una conferencia y yo casi osadamente dije que teníamos que ir a disputar la presidencia de la Alianza Cooperativa Internacional. En ese entonces parecía una utopía, como todas las utopías que tenemos los cooperativistas, y permítanme cambiarle la definición a la palabra utopía, porque para nosotros consiste en aquello que es realizable, cuando para el resto de las personas es inimaginable”.

Su intervención continuó con un mensaje de esperanza para los cooperativistas presentes en el evento. No fue sólo una “arenga filosófica” de por qué este modelo es el mejor posible, sino que señaló por qué él está convencido de que es así: “¿Con qué contamos nosotros para cambiar el mundo? –se preguntó Guarco–. Los cooperativistas en el mundo somos 1.200 millones de personas, esto quiere decir uno de cada seis habitantes del planeta. Tenemos alrededor de 3 millones de cooperativas en todo el mundo que emplean a 80 millones de personas, pero también tenemos una facturación equivalente al Pbi de la sexta economía mundial” (Brasil, que en 2017 tuvo un Pbi de 2.055.505 millones de dólares). Para culminar, enfatizó: “No somos empresas marginales, somos empresas sólidas que tenemos la doble tarea de gestionar nuestros emprendimientos y a la vez ser responsables por la conciencia social”.

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
El MVOTMA y las cooperativas de vivienda por ayuda mutua

Arrumacos y chispazos