Sociedad Suscriptores
Plan de viviendas: la soledad del ministerio

Un xenga para la clase media

El año pasado el MVOT anunció tres fideicomisos que le permitirían acceder a fondos para construir, mediante sistemas alternativos, viviendas destinadas a los sectores de «ingresos medios bajos». La idea causa más dudas que certezas, mientras inversores extranjeros de dudosa reputación se mueven en torno al mercado de la construcción en madera.

Mauricio Zina

Al mes siguiente de haber asumido, consultada sobre sus expectativas para revertir el déficit habitacional del país, la ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Irene Moreira, contestó: «Nos hemos marcado unas 50 mil viviendas. Es algo realmente muy ambicioso. Es lo mismo que los asentamientos. Quiero combatir, quiero reducir el número de asentamientos. Decir “asentamiento cero” es utópico, pero sí haré todo lo posible para que los asentamientos bajen en el país». En octubre, a la pregunta de si aquel objetivo inicial seguía vigente, respondió: «No. Yo lo puse como algo para mostrar lo que habría que hacer. Sí me comprometo a hacer el mayor esfuerzo para conseguir el mayor número de viviendas. Y para eso hemos trabajado desde el primer día que asumimos el ministerio, buscando abri...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Las políticas de vivienda del gobierno multicolor

¿Cooperativas de vivienda en el freezer?

Sociedad Suscriptores
Economía circular en Uruguay

Un círculo infinito

Sociedad Suscriptores
El MVOTMA y las cooperativas de vivienda por ayuda mutua

Arrumacos y chispazos

Cincuenta años de FUCVAM.

Ladrillo y corazón