Cultura Suscriptores
Biografía de Alejandra Pizarnik, redux

Debajo estoy yo

En 1991, la profesora y crítica argentina Cristina Piña escribió una biografía de Alejandra Pizarnik para la colección Mujeres Argentinas, dirigida por Félix Luna. Era una biografía modesta y bastante sentimental, pero tenía el mérito de ser el primer intento de contar la vida de una escritora cuya obra es difícil de separar de su avatar vital y su tragedia. Treinta años más tarde, Piña –ahora en conjunto con Patricia Venti– revisa aquel trabajo a la luz de los nuevos materiales que se han encontrado a lo largo de estos años.

Ilustración: Ombú

Ciertamente, en las últimas tres décadas, mucho se ha publicado sobre Alejandra Pizarnik. En 2000, una selección de sus Diarios que se reeditó 13 años más tarde, ampliada a más del doble de su tamaño inicial. Lo mismo sucedió con su correspondencia, editada por Ivonne Bordelois, que, con 16 años entre sus dos ediciones, expandió sus corresponsales de 23 a 40 (además de publicarse, separadamente, la que mantuvo con su psicoanalista, León Ostrov). Sus papeles –cuadernos, dibujos, borradores– sufrieron un itinerario por lo menos curioso: primero pasaron por las manos de la poeta Olga Orozco, luego por las de Julio Cortázar y, finalmente, por las de la primera esposa de este, Aurora Bernárdez, que los depositó en Princeton, lo que permitió a los investigadores acceder a ellos. Lo mismo pasó c...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Sobre Sontag. vida y obra

Échale la culpa a Susan