Dejad que un puñadito venga a mí – Brecha digital
Edición 1579 Suscriptores

Dejad que un puñadito venga a mí

La cumbre de la semana pasada de la Unión Europea confirmó que la mayor parte de los gobiernos de la región se preparan a cerrar cada vez más sus fronteras y a militarizar el Mediterráneo para contener el aluvión de refugiados que siguen y seguirán llegando a sus costas.

Refugiados durante su traslado en una unidad policial / Foto: Afp, Matthew Mirabelli

Stephen Calleya, profesor y asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores de Malta con calidad de embajador, dijo en 2007 en la Universidad de Bonn que los países del Mediterráneo recibían masas de solicitantes de asilo y los hacinaban en asentamientos cercados comparables con campos de concentración.

Contó que la gente llegaba en balsas desde África y muchas veces se ahogaba por el camino. Los que arribaban a Malta eran recluidos en zonas de tránsito hasta que se conociera su identidad y se procesara su solicitud, que era muchas veces denegada. Varias de esas zonas carecían de saneamiento, agua potable e infraestructura básica. Malta y otros países pidieron entonces recursos a los miembros más ricos de la Unión Europea (UE) para mejorar las condiciones y acelerar los trámites. Pero lo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1922 Suscriptores
La guerra se intensifica en Europa

Conductores suicidas

Edición 1922 Suscriptores
El avance electoral de la ultraderecha sueca

Hasta la victoria siempre

Edición 1922 Suscriptores
En vísperas de la elección italiana

Cielo negro sobre Roma

Cultura Suscriptores
Alejandro Dolina, rioplatense

Buenas noches, duerman bien