Denuncia penal contra Netaniahu en Argentina - Semanario Brecha
Edición 1503 Suscriptores

Denuncia penal contra Netaniahu en Argentina

Once ciudadanos argentinos y un haitiano se presentaron en los tribunales federales de Córdoba para formular una “denuncia por crímenes de lesa humanidad y genocidio contra autoridades del Estado de Israel sobre la población palestina de la Franja de Gaza”. La denuncia alcanza al primer ministro israelita, Biniamin Netaniahu, y a otros destacados jerarcas.

Según el escrito al que accedió Brecha, la denuncia realizada el 29 de agosto también involucra al “canciller Avigdor Lieberman, el ministro de Defensa Moshe Yaalon; el jefe del Ejército de Israel, general Benny Gantz, y a Moshe Feiglin, vicepresidente del parlamento israelí e ideólogo del plan de exterminio en Gaza”.

A partir de la puesta a prueba exitosa del concepto de jurisdicción universal para perseguir los delitos de lesa humanidad, iniciada con los juicios en España, a instancia del juez Baltasar Garzón, contra las dictaduras latinoamericanas de la década de 1970, Argentina se animó a recurrir a esta herramienta jurídica para denunciar, por lo menos, las groseras arbitrariedades que llevan a la muerte en este mundo.

En 2010, a pedido del abogado argentino residente en España ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada