Desarchívese - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

Desarchívese

Es pesimista en cuanto a los restos óseos que puedan encontrarse en las excavaciones –que se reanudarán la próxima semana– si no se procuran nuevos datos que orienten la búsqueda. Ese, dice Isabel Wschebor, directora de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente, es parte del trabajo silencioso que hacen desde que asumieron.

Documentos conservados en el archivo de la Secretaría de Derechos Humanos / Fotos: Manuela Aldabe

—La semana próxima se retoman las excavaciones...
—Queríamos empezar ayer, pero estamos en plena feria judicial y los lugares donde se va a trabajar están cautelados por el juez, así que preferimos que se labre un acta. Para ir con el juez (Pedro Salazar) tenemos que esperar a que se levante la feria, el 16 de julio.
—¿Se va a empezar en el 300 Carlos?
—Van a trabajar en el Batallón 13, en los sitios aledaños al 300 Carlos. El 16 vamos a hacer una recorrida con el equipo, las autoridades de la secretaría, el Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia y las autoridades universitarias. Los antropólogos in situ nos van a indicar cuáles son los lugares en que consideran que hay que trabajar de ahora a diciembre, sin perjuicio de que puedan surgir informaciones y tengamos que emprender otro tipo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada