Política Suscriptores

“Deshabitar la extranjería”

Nuevos ritmos, nuevos lugares de encuentro.

Los muros de prejuicios son los que determinan un ellos y un nosotros. Nuevos ritmos, nuevas imágenes urbanas, pensiones superpobladas impactan en el deber ser de la uruguayez. Algo de todo eso parece impedir el surgimiento de otras pautas de encuentro, en la que no seamos nosotros y no sean ellos.

Quien pase por Uruguay y Arenal Grande los
fines de semana verá que el viejo bar esquinero se vuelve una consola de
merengues, pambiches y bachatas. Aunque eso dependerá de las edades de quienes
se arrimen. Porque si llegan a ser mayoría los muchachos que apenas superen los
veinte, los ritmos que imperarán serán el reggaetón y el dembow. Gardel
cede el paso al Alfa y a Chimbala; Zitarrosa, a Maite Perroni y Prince Royce.
La comunidad dominicana ha encontrado un centro de reunión y ocio. Los ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
La inmigración vista a través de los programas de gobierno.

Todavía hay lugar

Sociedad Suscriptores
Superexplotación de extranjeros en Oliva Garden.

Jardín de ortigas