Mundo Suscriptores

Diez días sin cócteles

La aplanadora Odebrecht alcanza a Keiko.

Keiko Fujimori es escoltada por la policía luego de ser detenida el 10 de octubre en Lima / Foto: Afp, Luka Gonzales

La hija mayor de Alberto Fujimori y líder de la oposición en Perú fue puesta en prisión preventiva por diez días, acusada de recibir dinero de la empresa constructora brasileña para su campaña electoral y de montar una estructura para lavarlo a través de aportantes falsos y la organización de eventos.

La familia Fujimori no está transitando días felices. La semana pasada la justicia peruana anuló el indulto al ex presidente y autócrata Alberto Fujimori (véase “Los ricos también lloran”, Brecha, 5-X-18); ahora le está tocando la puerta a su hija Keiko.

La dos veces candidata presidencial por el fujimorismo nunca imaginó, al entrar el miércoles a la fiscalía, que saldría esposada y detenida con prisión preventiva por diez días. Pero así lo dispuso el juez Richard Concepción Carhuancho,...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados