Sociedad Suscriptores

Difícil tarea

Trabajar después de la cárcel

Contratados por la Intendencia ex presos trabajan en la reparación de veredas / Foto: Carlos Lebrato

Entre privaciones presupuestales y el ninguneo de algunos actores, la Dirección Nacional de Apoyo al Liberado es el último eslabón en la cadena del Estado para reducir los índices de reincidencia entre quienes han cometido delitos. Qué apoyo del Estado reciben quienes estuvieron privados de libertad, cómo trabaja un organismo que no recibe los apoyos políticos y presupuestales necesarios, y cómo vive la reinserción una persona que estuvo presa casi la mitad de su vida son algunos de los temas que aborda esta nota.

Gabriel no sabe muy bien lo que es pasar las fiestas fuera de una cárcel. Tiene 33 años, y desde los 15, cuando fue preso por primera vez, calcula que debe haber estado tres años en la calle, libre. “Estuve unas cuantas fiestas privado de libertad. No me acuerdo mucho lo que s...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados