Efecto neutro – Brecha digital

Efecto neutro

UTE Premia, la inflación y los salarios

El artículo “Llega en Reyes, no en Navidad”, del economista Martín Sanguinetti, publicado hace dos semanas en Brecha (08-I-16), retoma el planteo de la relación entre Ute Premia y la inflación. Algunos pasajes de ese artículo pueden inducir a la conclusión de que todos los años el programa Ute Premia impacta en la inflación anual y, como consecuencia, genera sistemáticamente un ajuste del salario menor al que debería ser. No entiendo correcta esta conclusión, que además es planteada en reiteradas oportunidades y en diversos ámbitos. Las siguientes líneas tratan sobre esa conclusión, buscando complejizar el análisis.

El punto central que genera errores es no tener en cuenta que Ute Premia tiene un efecto sobre la inflación mensual en dos meses del año, y no sólo en uno. Tiene un efecto en diciembre (a la baja), pero también otro efecto en enero (al alza). En términos aproximados, podría decirse que Ute Premia hace aumentar 1 por ciento la inflación en enero, y la disminuye 1 por ciento en diciembre.

Cuando se analiza la inflación de un año, estos dos efectos se neutralizan. Así, el efecto del programa Ute Premia en 2015 fue doble: hizo disminuir la inflación de diciembre, pero había aumentado la inflación de enero. Cuando uno suma todo el año 2015 los efectos contrapuestos se anulan. Y la inflación –es decir, el crecimiento del conjunto de precios de la economía– no es afectada por el programa.

Por este motivo las comparaciones entre la inflación acumulada enero-noviembre y la que termina cerrando en el año (enero-diciembre) son tramposas para medir la incidencia de Ute Premia sobre la inflación. Perdón si parece un juego de trabalenguas, pero en lugar de decir: “la inflación acumulada en enero-noviembre era de 10,04 por ciento, y debido al efecto de Ute Premia terminó cerrando en 9,44 en el año”, entiendo que sería más correcto plantear “la inflación acumulada en enero-noviembre era de 10,04 por ciento debido al efecto de Ute Premia, y cerró en 9,44 por ciento en el año”.

¿Cuánto fue la inflación en 2015?: 9,44 por ciento. ¿Cuánto hubiera sido sin la existencia del programa Ute Premia?: 9,44 por ciento. ¿Cuánto fue la inflación en 2014?: 8,26 por ciento. ¿Cuánto hubiera sido sin la existencia del programa Ute Premia?: 8,26 por ciento. ¿Cuánto fue la inflación en 2013?: 8,52 por ciento. ¿Cuánto hubiera sido sin la existencia del programa Ute Premia?: 8,52 por ciento.1

Entiendo que estas son las preguntas relevantes, y no la comparación de la inflación acumulada entre enero y noviembre (en donde influye sólo el efecto al alza del programa en enero) con la inflación del año, que lleva a concluir incorrectamente que “la inflación anual cierra más abajo de lo que hubiera cerrado sin dicha política”.

Los únicos años en los que se puede decir que Ute Premia tiene un efecto neto sobre la inflación anual son el año 2012 (cuando el efecto a la baja en diciembre no tuvo un efecto de compensación en enero) y el último (en el cual operará solamente el efecto al alza de enero, no teniendo la compensación de diciembre).

Realizadas estas aclaraciones, y en un nivel más fino del análisis, puede de todas formas plantearse que la eliminación de Ute Premia, o el corrimiento del programa para otro mes del año, tendría un efecto positivo sobre el ingreso de los trabajadores. Por ejemplo, en tanto en el último año de Ute Premia se verificaría un efecto puntual al alza en la medición de la inflación anual, y por lo tanto en el ajuste salarial,2 todos los años podría proponerse que ese año sea el último. También podría llegar a sostenerse que el mantenimiento del programa en las mismas condiciones hace “persistir en el tiempo” la pérdida por la menor corrección salarial de 2012.

Sin embargo, este planteo de efecto positivo sobre los ingresos salariales no es particular de Ute Premia, y su eliminación o corrimiento mensual tendría un efecto análogo por ejemplo a correr los aumentos tarifarios de enero a diciembre. En todo caso, estos efectos tendrían que ver fundamentalmente con el orden temporal de ajuste entre precios y salarios, y no con el impacto de Ute Premia sobre la inflación anual.3

*    Economista de Ute.

  1. En términos estrictos, el efecto neto de Ute Premia podría no ser exactamente cero, y generar alguna pequeña variación en el Ipc, que puede ser hacia arriba o hacia abajo.
  2. Este análisis se basa en que los salarios se ajustan sobre la inflación pasada, que es lo que ha caracterizado a los ajustes salariales en Uruguay hasta el momento. Este tipo de ajuste puede variar en el futuro.
  3. Este punto es un poco más complejo como para poder desarrollarlo en una columna. En el blog penillanura.wordpress.com se presentan varios gráficos que profundizan en este aspecto.

Artículos relacionados