Nuevo portal de streaming de Cinemateca Uruguaya

El antídoto para las series

mascinemateca.org.uy

A Cinemateca Uruguaya parece perseguirla una antigua maldición. Lo que se presentaba como un período de prosperidad y, por fin, una bocanada de aire fresco, gracias a la construcción de salas de última generación en el Nuevo Complejo Cinemateca, se vio interrumpido por la más terrible de las pandemias y el cierre obligado de sus cines. Pero si bien la crisis volvió a instalarse en una de las más valiosas instituciones culturales de nuestro país, por fortuna, su equipo humano supo volcar sus energías en una iniciativa que supone una forma de seguir presente, de ofrecer una alternativa a sus socios –muchos de los cuales se encuentran recluidos y ávidos de una oferta de películas para ver desde casa– y, por supuesto, de continuar celebrando el séptimo arte.

Así es que surge +Cinemateca,1 una plataforma de streaming para ver películas en línea y desde casa, tanto para socios como para no socios. La oferta inicial es de 200 títulos, pero mensualmente Cinemateca irá sumando nuevas incorporaciones, por lo que el sitio seguirá creciendo. Contará con secciones especiales típicas de la institución, como son las de derechos humanos, documentales, cine latinoamericano, infantiles y musicales, así como homenajes y ciclos de cortos, más un sinfín de propuestas que se irán añadiendo, como presentaciones, charlas, festivales y otras formas de difusión e intercambio de conocimientos relacionados con el cine. Pero quizá el verdadero diferencial de la plataforma sea su conexión directa con el archivo fílmico de Cinemateca –rebosante de películas de todas las épocas que, es de presumir, irán engrosando la oferta– y la incorporación periódica de breves clips vinculados al acervo histórico de nuestro país, que quedarán disponibles de forma gratuita.

Las opciones que ofrece la plataforma como forma de asociación son la de «entusiasta», con un abono de 350 pesos por mes, con acceso a 12 películas, y la de «fan», a 520 pesos, que básicamente duplica esa cifra mensual. Se ofrece una sección de estrenos exclusivos, pero, además, una selección para socios: títulos curados especialmente y que sobresalen por su calidad. En definitiva, el usuario podrá decidir cuándo y cómo atracarse con tanta y tan buena variedad de propuestas.

A este cronista le quedan por ver cerca de un centenar de las películas ofrecidas, pero ha visto otras tantas, por lo que puede bosquejar un festival hogareño hipotético: el lunes se podría arrancar con la imperdible revelación china Un elefante sentado y quieto (considerando que insumirá nada menos que cuatro horas de nuestro tiempo). Para amenizar el martes, la amable y mexicana Los insólitos peces gato y la muy punki Leto, cine ruso del más fresco. El miércoles podría ser bueno un reencuentro con el maestro iraní Jafar Panahi, a partir de su último film Tres rostros, para continuar luego con la multipremiada película argentina Abrir puertas y ventanas. El jueves comenzaría con el impactante documental chileno El pacto de Adrianay culminaría con la bellísima Nuestra hermana menor, un Hirokazu Kore-eda en estado de gracia. Para el viernes, cine histórico del mejor: la película Una serena pasión de Terrence Davies coronada con 7 instantes, documental uruguayo sobre los tupamaros. El sábado se recargaría dramáticamente con Leviathan, del ruso Andrei Zvyagintsev, y luego bajaría a un estadio más light con ese notable homenaje al cine italiano que es Notti Magiche.Para culminar la semana con el mismo nivel de entusiasmo, el domingo puede acercarnos al excelente documental argentino Las cinéphilas o tal vez a La ciambra,de lo mejor que ha dado Italia en los últimos años.

Sea cual sea el uso que cada uno le quiera dar, además de facilitar la posibilidad de ver un cine al que de otra manera es imposible acceder, +Cinemateca tiene el agregado de habilitar el acceso a la programación para cualquier sitio del interior del país. La plataforma fue subsidiada con recursos provenientes del Fondo Internacional de Asistencia del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Federal de Alemania, del Instituto Goethe y de otros socios, como la Fundación S. Fischer y la Fundación Robert Bosch, las que, mediante la iniciativa Hilfsfonds, promueven la creación de sitios de streaming para instituciones culturales de todo el mundo. El proyecto, fruto de tantos esfuerzos, se consolida como una interesante manera de generar respuestas que intenten, al menos en cierta medida, subsanar los efectos de esta coronacrisis.

1. Para visitar el sitio: mascinemateca.org.uy

Artículos relacionados

En Cinemateca: De repente, el paraíso

La potencia de un punto de vista

La vuelta al cine

Cuesta arriba

Ciclo de cine «Marzo, mes de la mujer», en TV Ciudad

El foco en lo femenino

Cultura Suscriptores
¿Cómo se formó el público de la Cinemateca Uruguaya?

Una cuestión de ciudadanía