Mundo Suscriptores
China y el problema de las minorías nacionales

El avispero

Protesta en Ulán Bator contra el plan del gobierno chino para imponer el idioma mandarín en las escuelas de Mongolia Interior. Afp, Byambasuren Byamba-Ochir

Como si no tuviera bastante con las tensiones políticas y territoriales en Xinjiang y Tíbet o de otro signo en Hong Kong y Taiwán, a China se le abre otro frente en Mongolia Interior: coincidiendo con la vuelta a la escuela, padres y alumnos se movilizan contra una nueva norma que impone la enseñanza en mandarín, desde las edades más tempranas, en detrimento del mongol. Según la nueva disposición, en todas las clases, literatura, historia o moral no se enseñarán jamás en mongol. Los cambios afectan singularmente a los alumnos de la escuela primaria y a los de primer año de la escuela secundaria.

La decisión, al parecer, fue tomada por el gobierno local y va abiertamente en contra del propio espíritu de la normativa vigente sobre las autonomías, que prevé la libertad de las nacionalidad...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Una mirada económica sobre el ascenso chino en la pandemia

El ocaso de Occidente

Mundo Suscriptores
El «imperialismo económico» de China

Un dragón rojo sobrevuela África

Mundo Suscriptores
Estados Unidos y China se disputan la red global

Las dos Internet

La creciente presencia china en América Latina

El retador

El impacto de la pandemia en el vínculo entre China y América Latina

Atención, desvío