Política Suscriptores
Lacalle Pou, el favorito gracias a la irrupción de un partido de ultraderecha.

El derechazo

Pasó la primera vuelta de las elecciones nacionales. Uno de los aspectos más llamativos es la caudalosa transferencia de votos del Frente Amplio hacia Cabildo Abierto. La estrategia oficialista de correrse al centro no parece haber dado los resultados esperados, aunque no haya tenido fugas por izquierda. La derecha crece, el centro se estanca y la izquierda hace lo que puede.

El tercer gobierno
del Frente Amplio (FA), segundo de Tabaré Vázquez, fue un tiempo de
derechización, pero las elecciones de 2014 estuvieron lejos de mostrar un giro
a la derecha del electorado. Si se comparan los resultados de ese año con los
de 2009, es al contrario: se visualiza un giro hacia la izquierda. Entonces, el
FA mantuvo su mayoría parlamentaria, a pesar de perder un diputado por
izquierda en manos de la Unidad Popular (UP), y el Partido Independiente (PI)
llegaba al Senado ganándole votos al Partido Colorado (PC). Es decir: todos los
votantes que se movieron parecen haberlo hecho hacia la izquierda.

La
elección del domingo implicó un giro en dirección contraria y de mayor
magnitud. La izquierda radical (UP) salió del Parlamento y en su lugar entró el
Partido Ecologista Rad...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados