El escritor como lector - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

El escritor como lector

“Las tres vanguardias: Saer, Puig, Walsh”, de Ricardo Piglia, es un libro que excede en ambición y hondura al análisis de la obra de esos tres autores. Se trata, mejor, de una teoría de la lectura que Piglia elaboró a lo largo de su vida, y de una poética de la narración pensada en tiempos de crisis y repliegue de la literatura a partir de la idea de vanguardia.

Ricardo Piglia / Foto: AFP Leo Ramírez

El título es modesto, aunque fiel al nombre del seminario dictado por Ricardo Piglia en la Universidad de Buenos Aires entre setiembre y noviembre de 1990. Las tres vanguardias. Saer, Puig, Walsh es un libro que excede en ambición y hondura al análisis de la obra de esos tres autores. Se trata, mejor, de una teoría de la lectura que Piglia elaboró a lo largo de su vida, y de una poética de la narración pensada en tiempos de crisis y repliegue de la literatura a partir de la idea de vanguardia, y de la discusión de tres modelos posibles de renovación narrativa que encarnan los escritores elegidos.

El libro va también más allá de su género, si así podemos llamar a la práctica editorial de transcribir y publicar clases dadas por escritores. Dentro del ámbito argentino son ejemplos reciente...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada