Política Suscriptores
Con la politóloga y exsenadora Constanza Moreira

El frente debe reafirmar su ser de izquierda

Hoy, lejos del Senado, la lideresa de Casa Grande opina que su fuerza política no está considerando la gestión de gobierno dentro de su autocrítica, lo que evalúa como «un profundo error». Teme también que ese proceso se transforme en un trámite burocrático y «endogámico». Cree, además, que, lejos de encerrarse en sí mismo, el Frente Amplio debe articular con los múltiples movimientos sociales, pues en eso «le va la vida». Y rechaza, con firmeza, la idea de un candidato único para las elecciones internas de su fuerza política.

Nicolás Garrido

—Luego de tres períodos en el gobierno, el FA [Frente Amplio] volvió a ser oposición, ¿cómo lo ve en ese rol?

—El FA fue oposición más tiempo que gobierno y juntó sus fuerzas siendo oposición, pero después de 15 años de gobierno le costó ubicarse en este difícil equilibrio entre oposición responsable y oposición acérrima. Pienso que tiene tres alas de oposición: una es la parlamentaria, otra, la línea de resistencia de las intendencias frenteamplistas, especialmente en Montevideo, y una tercera que es con los movimientos sociales. Esto hoy se expresa en el referéndum por la Ley de Urgente Consideración [LUC], pero va mucho más allá. Posiblemente esa arena menos institucionalizada sea la más interesante en los próximos años, y parte de la recuperación del FA tendrá que ver con el despli...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
El Frente, la discusión sobre el TLC y la inserción internacional.

La esquiva uniformidad

El FA y el gasto en defensa

De eso no se habla