Edición 1414 Suscriptores

El lector recostado

Lenguaje, costas, huesos Da vuelta Macedonio y dice: “A veces tengo la ilusión de ser yo el que busca, yo el que encuentra; a veces descorro el velo de esa vanidad y descubro con placentero horror que son las cosas las que me persiguen, bien de cerca, insistentemente hasta alcanzarme, y finalmente, quizás por esa gentileza que tienen las cosas, acostarse en mis manos y hacerse las descubiertas”. Yo lo miro pensativo y decido acostarme frente a él. Mostrar el lado nunca acabado donde Macedonio me mira y duda si soy otro diferente a él. Enseguida me incorporo para no abrumarlo. Sé que lo que más lo perturba es esa posición, ese modo de presentarse que esconde las formas, que busca confundirlas, que desafía a los nombres (y con ellos a los hombres). Macedonio, ya más tranquilo, continúa ha...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Releyendo Las venas abiertas de América Latina

¿Cincuenta años de qué?

Críticas Suscriptores
Compilación de artículos de Lorrie Moore

La crítica como una forma de autobiografía

Sociedad Suscriptores
Consejos de salarios: recuperación salarial o profundización del modelo

Cartas marcadas

Sociedad Suscriptores
La muerte y la pandemia: con la psicóloga Graciela Loarche

Cambio de identidad