El Ministerio de la Desestatización

Macedonia.

● 2 de junio. Finalmente, el nuevo gobierno decide cumplir su promesa electoral de reducir en 100 mil la cantidad de funcionarios públicos. Y, en tal sentido, pone en marcha el Ministerio de la Desestatización.

● 13 de junio. La flamante cartera, que ya cuenta con 103.721 trabajadores, está a cargo de disminuir, a través de un lento y cuidadoso proceso, la plantilla estatal. “Los llamamos y les decimos que junten sus cosas”, explica el ministro en conferencia de prensa.

● 15 de junio. En una nueva conferencia, el jerarca informa que, cada vez que un cargo queda vacante, un equipo multidisciplinario de 15 personas analiza si es necesario que dicho espacio sea ocupado por otra persona y concluye indefectiblemente que no.

● 20 de junio. Ante la polémica generada en torno a la utilidad de los equipos multidisciplinarios, el ministro de Desestatización anuncia la creación de una Comisión Analizadora Desestatizante (con 38.142 funcionarios), dependiente de la cartera y conformada por grupos encargados de evaluar a quienes evalúan cada despido en el Estado.

● 4 de julio. El Ministerio de la Desestatización comunica en cadena nacional haber cumplido sobradamente su objetivo y logrado reducir en más de 200 mil la plantilla de trabajadores públicos.

● 5 de julio. 200 mil personas toman las calles pidiendo empleo y comida. Se registran desbordes y heridos, pero no hay policía que reprima ni doctores que acudan al lugar.

● 6 de julio. El presidente pide expresamente que niños y jóvenes vuelvan a las aulas, pero casi no hay docentes.

● 8 de julio. El país está al borde del estallido y el caos absoluto.

● 9 al 11 de julio. Regresa la calma. Fin de semana largo.

● 12 de julio. El país está al borde del estallido y el caos absoluto.

● 13 de julio. Cumplida su misión, el Ministerio de la Desestatización se autodisuelve y, junto con él, desaparece la Comisión Analizadora Desestatizante.

● 14 de julio. Ahora más de 300 mil personas toman las calles. Estallido y caos.

● 15 de julio. Buscando contener la situación, el gobierno abre un llamado para tomar policías, doctores y maestros.

● 16 de julio. Regresa la calma. La sociedad vuelve a su ritmo habitual.

● 17 de julio. En algún lugar alguien escuchó decir que “este país, así como está, no aguanta más”.  

Artículos relacionados