El Plan Cóndor residual - Semanario Brecha
Edición 1577 Suscriptores

El Plan Cóndor residual

Ex guerrillero chileno afincado en Buenos Aires desde hace muchos años, Galvarino Apablaza ha logrado hasta ahora no ser extraditado a su país amparándose en su condición de refugiado político. Sin embargo, a fines del mes pasado la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, manifestó su voluntad de extraditarlo, y unos días después un fallo judicial le retiró el estatus de refugiado.

Galvarino Apablaza (izq) en el acto de conmemoración de los 35 años del golpe de Estado en Argentina / Foto AFP Alejandro Pagni

Cuando el golpe de Estado en Chile, Apablaza era estudiante universitario y dirigente de la Juventud Comunista. En mayo de 1974 fue detenido y torturado (perdió un testículo), y en 1975, expulsado del país, se asiló en Panamá. A instancias de la dirección del Partido Comunista (PC) de Chile, en noviembre de ese año Apablaza viajó junto a otros refugiados a Cuba donde ingresó a la Escuela Militar Camilo Cienfuegos. Fue la primera vez que el gobierno de Fidel Castro aceptó instruir a extranjeros como oficiales y no como guerrilleros. Apablaza se graduó y se integró a los cuadros regulares del ejército cubano. Por entonces la estrategia de los dirigentes comunistas chilenos no pasaba por la formación militar de sus militantes con el objetivo de operar en su país, sino como parte de una políti...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto