Edición 1529 Suscriptores

El plan de la oposición para un pseudo Estado palestino

Cuando los israelíes acudan a las urnas, el único rival serio del primer ministro Biniamin Netaniahu será el laborista Isaac Herzog. Éste encabeza la coalición electoral Unión Sionista, de la que forman parte el Partido Laborista y Hatnuah, de Tzipi Livni. ¿Qué pasaría si, cuando escampe, la Unión Sionista es invitada a encabezar el próximo gobierno israelí? ¿Cuál es su postura sobre los palestinos y el proceso de paz?

A fines de febrero la Unión Sionista publicó su plataforma, en la que se declara que “el acuerdo sobre el estatus final” debería “basarse en los siguientes principios”: desmilitarización del Estado palestino, conservación de los bloques de asentamientos de Judea y Samaria (Cisjordania) bajo soberanía israelí, fortalecimiento de Jerusalén y de su estatus como capital eterna del Estado de Israel, defensa de la libertad religiosa y del acceso de todas las religiones a los santos lugares, junto con el mantenimiento de la soberanía israelí sobre los mismos, y por último, resolución del problema de los refugiados palestinos a través del establecimiento de un Estado palestino y no en el interior de Israel.

¿Qué nos dice esto sobre las fronteras del futuro Estado palestino? Jerusalén –incluyend...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente