El sabio y el artesano - Semanario Brecha
Edición 1400 Suscriptores

El sabio y el artesano

No es novedad que el nivel del debate público en Uruguay en los últimos lustros es muy bajo. La multiplicación de los ámbitos de opinión y polémica merced al crecimiento y la expansión de Internet no ha contribuido sino a empeorar las cosas. Lo que falta, evidentemente, no es cantidad sino calidad. Discutir se parece en algunos aspectos a manejar. Para conducir correctamente y evitar accidentes, hay que respetar las reglas y atender a las señales de tránsito.Algunas señales establecen directivas que el conductor deberá respetar en forma taxativa. Por ejemplo, ordenan detener completamente el vehículo, ceder el paso, no doblar o no adelantar en determinadas circunstancias. Otras señales, en cambio, trasmiten advertencias. Por ejemplo, indican al conductor que debe estar alerta porque hay...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia