Cultura Suscriptores

El futuro está en el pasado

Desde la publicación de “Las correcciones”, en 2001, Jonathan Franzen ha construido una obra que lo convierte en uno de los grandes narradores de la literatura estadounidense contemporánea. Con “Pureza”, de reciente edición, sigue apostando por la relevancia social de la novela en tiempos de zapping y redes sociales.

Jonathan Franzen / Foto: Difusión

En su ensayo “Tal vez soñar” –publicado originalmente en Harper’s en 1996 y luego reformulado para el libro de ensayos Cómo estar solo (Salamandra, 2003)– Jonathan Franzen (1959) se preguntaba acerca del papel de la novela en una sociedad dominada cada vez más por la cultura de la imagen y el espectáculo. Cómo seguir escribiendo una ficción socialmente relevante y al mismo tiempo capaz de captar la atención de un público disperso. Por entonces Franzen llevaba publicadas dos novelas –Ciudad veintisiete (1988) y Movimiento fuerte (1992)– y se proyectaba como una de las nuevas voces estadounidenses junto a Jeffrey Eugenides y David Foster Wallace. Fue precisamente junto a este último que logró determinar lo que, a criterio de ambos, debería ser el principio rector de toda ficción: “La narrati...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
La narrativa breve de Mónica Ojeda

A(r)mar lo desarmado

Cultura Suscriptores
Amanda Berenguer sonora

Multiplicador del sol/voz

Sociedad Suscriptores
Diferencias entre MI y fiscales respecto a delitos cometidos por policías

Fricciones

Sociedad Suscriptores
Inundaciones, plombemia y ausencias en el barrio Alfonso Lamas

Vidas en pasaje