Futuro incierto - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Futuro incierto

La discusión acerca de la protección que merece el reconocible edificio proyectado por Pittamiglio, las tensiones entre la academia y los “ciudadanos de a pie”, el giro antropológico del concepto de patrimonio y su gestión.

La discusión acerca de la protección que merece el reconocible edificio proyectado por Pittamiglio, las tensiones entre la academia y los “ciudadanos de a pie”, el giro antropológico del concepto de patrimonio y su gestión.

El viejo Mercado Central situado detrás del Solís tuvo su muerte anunciada desde el momento en que pudo formalizarse un proyecto de ordenamiento urbano –anexo al Plan Director de 1956– que dejó abierto el camino para su demolición. Un destino que Vilamajó no habría compartido[1], pero que la Municipalidad y sus asesores veían como inexorable. Entre esos asesoramientos destacaba el realizado por el Instituto de Historia de la Arquitectura (Iha)[2] de nuestra facultad, que luego de desarrollar un examen del edificio en términos propios de la disciplina, se limitaba a r...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2008 Suscriptores
El «caso Spektorowski» y sus derivaciones

Cuestión de límites

Edición 2008 Suscriptores
Oficialismo apura nueva ley a medida de los grandes medios de comunicación

Haz lo que yo digo

Edición 2008 Suscriptores
Pereyra, el Álvarez Cortés y el revival de los dos demonios

Acá no pasó nada

Edición 2008 Suscriptores
Desregulaciones en el sector de transporte terrestre de carga

Rutas de nadie

Edición 2008 Suscriptores
Zelmar Michelini en 1972

Antes de febrero