Edición 1491 Suscriptores

Guerras asirias

Estados Unidos fuera de base Un movimiento armado conocido como Estado Islámico de Irak y el Levante es el actor principal de un nuevo capítulo de la fractura ancestral entre sunitas y chiitas. Ayer jueves estaban a 60 quilómetros de Bagdad. Washington vacila entre apoyar a un gobierno filoiraní o dejarlo caer. La sombra del ex ejército de Saddam asoma como un emergente sólo a medias inesperado.   En dos semanas cambió el mapa de Oriente Medio. Un grupo islamista tomó por las armas un tercio de Irak y eliminó parte de la frontera de ese país con Siria. Los kurdos se transformaron en la única fuerza capaz de oponérseles en el terreno, y se acercan un poco más a su Estado propio. El “peligro sunita” tuvo el efecto impensable de aproximar, circunstancialmente, los intereses de Estados...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape

Sociedad Suscriptores
Nace una coordinación permanente de ollas populares

Aguantar la olla