Hablemos de teatro - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Hablemos de teatro

A un mes de asumir como nuevo director de la Escuela Municipal de Arte Dramático, Santiago Sanguinetti habló con Brecha sobre cómo continuará la formación de actores, la relación de la EMAD con la Universidad de la República y las nuevas carreras. También reflexionó sobre el teatro uruguayo y la función que una escuela debe tener en relación con los artistas.

Fotos: Alejandro Arigón

—Como candidato a dirigir la Emad tuviste varias entrevistas en el proceso de selección, en las cuales expusiste tu visión del rol de la escuela en el medio artístico nacional. A un mes de haber asumido como director, ¿hay algunos de esos objetivos que ves más viables y otros que por la matriz estructural y política son más difíciles de lograr, por lo menos en un primer período de gestión?

—Difíciles son todos, imposible ninguno. Pero incluso los que son más difíciles se van destrancando, aprovechando todo el trabajo que ya habían hecho direcciones anteriores: Omar Grasso, Ruben Yáñez, Mariana Percovich, Coco Rivero, con la dirección interina de Alicia Migdal. Ahí ya se había hecho un montón de trabajo y hay muchas líneas que se continúan, por ejemplo la de la tecnicatura universitaria ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia