Hay con qué cabecear - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

Hay con qué cabecear

El día que los futbolistas se hicieron trabajadores.

Foto: Leónidas Martínez, Archivo

Un día de octubre de 2017 escuché en la radio a un futbolista profesional, de primera división, decirle a un periodista que si alguien no le atiende el teléfono o se abstiene de dar declaraciones, también puede hacer periodismo. Inesperado. Los futbolistas, acostumbrados a soportar juicios de valor sobre su desempeño laboral, hoy miran de frente a los que damos versiones sobre ellos y argumentan con claridad sus expresiones y conductas. Algo así les voy a contar a Emilia y a Felipe, cuando sean más grandes y me pregunten sobre mi oficio-profesión y mi vínculo con el fútbol, pero ahora no puedo, no entenderían, tienen casi un año, edad similar a la de este conflicto.

Los jugadores profesionales del fútbol uruguayo aparecen en los medios de comunicación como actores sociales fuera de la l...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia