Hebe al centro - Brecha digital
Edición 1603 Suscriptores

Hebe al centro

La presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo es investigada por la justicia por el manejo de fondos de una fundación que presidía. El caso estalla en un contexto de ofensiva global del macrismo.

Hebe de Bonafini en Plaza de Mayo, el 4 de agosto / Foto: AFP, Eitan Abramovich

El miércoles 10 Mauricio Macri la llamó “desquiciada” y ella enarboló con más fuerza sus argumentos contra el gobierno. “Siempre supe que iban a hacer lo que están haciendo porque siempre Macri fue el enemigo”, disparó sin sutilezas y con su desparpajo característico Hebe de Bonafini.

A una semana de cumplir las 2 mil rondas en la Plaza de Mayo, la justicia citó a la presidenta de las Madres a prestar declaración indagatoria –paso previo al procesamiento, en la mayoría de los casos– en la causa conocida como Sueños Compartidos, por el nombre del programa de construcción de viviendas populares que la asociación había encarado con fondos del Estado en tiempos del kirchnerismo. La causa lleva seis años de trámite y entre los imputados figuran los hermanos Pablo y Sergio Schoklender, este ú...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La oposición que espera al gobierno de Gustavo Petro

La aprensión de las élites

Política Suscriptores
Consejo de Medicina votó compensaciones a asesores de Villar

Como de costumbre

Política Suscriptores
La incierta deriva de Villa Española tras la intervención del gobierno paraliza el fútbol uruguayo

Mucho palo pa’ que aprenda

Edición 1910 Suscriptores
Las predicciones climáticas en el contexto del cambio climático

El radio de la variabilidad climática

Sociedad Suscriptores
Las barreras para el acceso a la atención en el sistema de salud

La eterna espera