Historias comunes - Semanario Brecha
Edición 1450 Suscriptores

Historias comunes

A 40 años del golpe en Chile Cuando uno va más allá del ámbito de las organizaciones de víctimas o de los activistas de los derechos humanos se tiene la sensación de que el 11 de setiembre de 1973 dejó en los chilenos más heridas de las que se han mostrado. “Yo no me puedo morir, porque ya me mataron”, dijo a los médicos el padre de Adriana, cuando le informaron que si no permitía que le amputaran una pierna, afectada por un coágulo, la alternativa era la muerte. En esa frase y en su desprecio por la posibilidad de morir, el hombre resumió su historia de víctima desconocida de la dictadura.Adriana tenía 5 años cuando desapareció su padre, poco después del golpe contra Salvador Allende. Cinco años de vida en una familia chilena relativamente próspera, formada por un obrero de la fundició...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia