Hoy todo vale, pero que no se note – Brecha digital
Edición 1392 Suscriptores

Hoy todo vale, pero que no se note

Los Juegos Olímpicos llegan a Londres marcados por la psicosis del terror y la pérdida de control provocadas por las complejidades de esta época y la dificultad del Comité Olímpico Internacional para adaptarse, ya que está encorsetado por un ideal de pureza que no existe y en realidad nunca existió. Hace ya mucho tiempo que el amateurismo quedó por el camino. La declaración de que los participantes eran becados universitarios en Estados Unidos y obreros fabriles en la vieja urss sólo escondía distintos tipos de profesionalismo que ahora al menos tiene el sinceramiento de todos. Todos son profesionales, desde los gigantes de la nba, Federer y Nadal, hasta nuestros atletas, que mediante apoyos estatales, becas otorgadas por el Comité Olímpico de diversas formas y el apoyo de empresas, pue...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1922 Suscriptores
La guerra se intensifica en Europa

Conductores suicidas

Edición 1922 Suscriptores
El avance electoral de la ultraderecha sueca

Hasta la victoria siempre

Edición 1922 Suscriptores
En vísperas de la elección italiana

Cielo negro sobre Roma

Cultura Suscriptores
Alejandro Dolina, rioplatense

Buenas noches, duerman bien