Política Suscriptores
Los cambios de la LUC en las relaciones laborales

Huelgan las palabras

La ley de urgente consideración promueve cambios de fondo en la dinámica de las relaciones laborales. Por un lado, se prohíbe, sin decirlo, la ocupación en los lugares de trabajo y, en forma expresa, los piquetes como medio de protesta. Desde el Pit-Cnt, sin embargo, se alerta que la propuesta pone en cuestión el propio derecho de huelga, garantizado en la Constitución.

En agosto de 2015, Fripur fue ocupada por sus trabajadores tras el anuncio de cierre que dejaba a 960 personas despedidas / Foto: Leónidas Martínez

Por una vía
indirecta, sin mencionarlo, el proyecto de la ley de urgente consideración (Luc) busca cumplir con uno de los
compromisos del gobierno en materia laboral: prohibir la ocupación de los
lugares de trabajo. Lo hace en un solo artículo: “El Estado garantizará el
ejercicio pacífico del derecho de huelga, el derecho de los no huelguistas a acceder
y trabajar en los respectivos establecimientos y el derecho de la dirección de
las empresas a ingresar a las instalaciones libremente”.

En la exposición de motivos se
argumenta que la idea es mejorar el sistema de relaciones laborales “atendiendo
a los legítimos intereses de todas las partes, procurando favorecer la
negociación y la búsqueda de acuerdos como alternativa a la cultura del
conflicto”. Esta propuesta, se dice, está asoc...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
El PIT-CNT y la nueva agenda del movimiento social

Secos y mojados

Entre el referendo y esperar cinco años

¿Qué hacemos con la LUC?

Política Suscriptores
La oposición ante el primer paso fuerte del gobierno.

Nuevo rol y nuevos dolores de cabeza

Desafectación de predios de Colonización beneficiará a UPM.

Manos en la tierra