Con Mariana Wainstein

Idea para armar

La afición al tango y algunas primicias poéticas de Idea Vilariño inspiraron las actividades que organizó la Dirección Nacional de Cultura para homenajear su centenario.1

Archivo Biblioteca Nacional, Colección Idea Vilariño

—¿De qué forma contribuyó la Dirección Nacional de Cultura [DNC] con la doble jornada conmemorativa de los 100 años del nacimiento de Idea?

—Organizando una suerte de comisión conmemorativa, contactando a las personas que brindarían charlas en las mesas previstas, haciendo accesibles para toda la población los materiales que creamos para la página web de la DNC y la plataforma Cultura en Casa, creada en marzo, y con nuestra presencia en las redes sociales. También compartiendo áreas poco difundidas del quehacer de Idea, como los poemas que nunca quiso publicar y sus investigaciones sobre el tango. Poemas recuperados es el título del proyecto que reunió los poemas que nunca quiso incluir en su obra édita, desarrollado por un equipo de investigadoras e investigadores de la Biblioteca Nacional y coordinado por la profesora de literatura, escritora, investigadora, crítica literaria y traductora Ana Inés Larre Borges.

En cuanto al tango, tuvimos un espectáculo musical a cargo de Sergio Fernández Cabrera, Ignacio Correa y Andrés Rey, un taller del escritor Álvaro Ojeda sobre la poesía del tango como herramienta cultural –que organizamos con la Comisión Interministerial de Apoyo al Tango y al Candombe–, una mesa en la que participaron Raquel Diana, Horacio Cavallo y Pablo Rocca, y otra en la que intervinieron Alicia Torres, Ignacio Suárez y Álvaro Ojeda, moderados por Nicolás Der Agopián. Grabamos a puertas cerradas a la excelentísima pianista uruguaya Polly Ferman –a quien la pandemia retuvo en Montevideo– y al bandoneonista argentino Daniel Minelli, que interpretó tangos seleccionados y destacados por Idea. Proyectamos el documental Idea, de Mario Jacob, y en convenio con la Dirección Nacional de Correos lanzamos un sello postal conmemorativo de esta enorme poeta.

—¿La responsabilidad de diseñar esta programación te llevó a releer o reencontrarte, de alguna manera, con la poesía de Vilariño?

—La responsabilidad de manejar fondos públicos, como bien decís, me sustrajo a la tentación de dejarme tentar por gustos personales en la gestión de estos homenajes. Por supuesto que volví a leer no sólo su lírica, que siempre me impactó, sino una cantidad importante de abordajes de su vida y su obra que desfilaron por mi escritorio. Creo que de las tres figuras uruguayas cuyos centenarios estamos celebrando estos meses –las otras son Mario Bendetti y Julio César da Rosa– ella es la que más me llega.

—De todas las actividades propuestas para recordarla, ¿cuáles te parece que serán de más rápida y sostenida apropiación por la ciudadanía?

—Tenemos la responsabilidad de perpetuar una memoria colectiva que va más allá de organizar homenajes. Si bien en Uruguay se ha hecho mucho en materia de circuitos culturales, a nuestro criterio queda mucho por hacer. En cuanto a qué perdurará de lo que propusimos acerca de Idea, no sé qué responderte. Dependerá de cada ciudadana y ciudadano. A algunos, estas apuestas no les servirán para nada y a otros, tal vez, para descubrirla o redescubrirla. Algo que me gratificó es que hicimos un llamado a presentación de audiocuentos basados en la obra de Da Rosa y recibimos 94 trabajos en un breve lapso. Creo que esta cifra señala un entusiasmo con vocación de permanencia. Y al concurso de ilustraciones sobre el libro Poemas de la oficina, de Benedetti, también se presentaron obras estupendas, me comentaron los respectivos jurados.

—¿Qué actividades planificaron para conmemorar los centenarios de Benedetti y Da Rosa?

—En setiembre, mes de Benedetti, digitalizaremos la correspondencia que mantuvo con el escritor, periodista y crítico de cine Hugo Alfaro, y las obras ganadoras del concurso de ilustraciones serán expuestas en el Espacio Idea, de la DNC. Una mesa redonda enfocará el humor que caracterizó sus columnas para Marcha, y otra lo analizará como crítico literario. A 60 años de la publicación de La tregua, el Ballet Nacional del SODRE estrenará un espectáculo basado en esa novela. Octubre será el mes de Da Rosa: tendremos dos encuentros de literatura gauchesca y criollista, uno en Montevideo y otro en la ciudad de Treinta Tres, cuna del autor; subiremos los audiocuentos en la convocatoria a nuestras plataformas digitales y en la Biblioteca Nacional habrá un conversatorio sobre las vertientes urbana y rural de la generación del 45. Llevaremos la exposición de ilustraciones de Poemas de la oficina a Paso de los Toros, cuna de Benedetti, y en 2021 esta muestra recorrerá el país.

1. Idea 2020, Poesía, tangos, teatro y milonga, homenaje a Idea Vilariño, organizado por la DNC, que se hizo el 18 y el 19 de agosto de 2020.

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Una poeta frente al lenguaje

Doble oscuro de la vida

La poesía de Idea Vilariño desde el pensamiento de Emil Cioran

La sirena y la negación

Cultura Suscriptores
Apuntes sobre Poemas recobrados1

Lejano infancia paraíso cielo