Cultura Suscriptores

Imagen de un hombre que camina

La realidad después de NollAun entre los restos de la hiperrealidad que implantó la pasarela del Mundial, la dimensión del “Brasileirão” volvía a ser la medida de Porto Alegre. Tal vez por mucho tiempo el estadio Beira-Rio siga siendo en un extremo (con su estructura metálica, con su piel envolvente) el centro iluminado de la contradictoria y oscura capital del sur. Para la minoría resistente, Porto Alegre tiene el privilegio de tener a João Gilberto Noll. En los días agitados el narrador gaúcho no dejó de caminar por las calles, de hacer el recorrido que conocen sus lectores. “Estuve bien presente”, dice Noll sobre la Copa. No parece, en su doble condición de natural y extranjero, haber sufrido el 7 a 1 que los brasileños vivieron como una desconsolada ficción de las cinco de la tarde. ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente