La bonanza cruza la calle – Brecha digital
Edición 1534 Suscriptores

La bonanza cruza la calle

Aceguá, un pueblito de mil y pocos habitantes, puesto allá donde termina la ruta 8 y Cerro Largo se toca con Brasil, hubo un tiempo, no hace mucho, cuando el real estaba fuerte, que sufrió de abandono. Ahora con un real disminuido, Aceguá volvió a ser atractivo para los orientales.

Las fronteras secas, además de secas, son porosas y muy sensibles a las variaciones políticas y al tipo de cambio de los países que separan. En el caso de Aceguá, un pueblito de mil y pocos habitantes, puesto allá donde termina la ruta 8 y Cerro Largo se toca con Brasil, hubo un tiempo, no hace mucho, cuando el real estaba fuerte, que sufrió de abandono. No iba casi nadie y las calles parecían las de un pueblo fantasma, un set de filmación triste, con negocios cerrados y supermercados de góndolas austeras y pasillos vacíos. Ya ningún melense hacía su surtido en Aceguá, como se hizo toda la vida, y sólo servía traer el gas. Los únicos que andaban y desandaban la ruta 8 eran los temerarios motoqueros que cargaban entre diez y doce garrafas por moto, en máquinas tuneadas con doble amortiguaci...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Pedro Aznar en Montevideo

El hilo que nos une

Cultura Suscriptores
Ficción uruguaya en el IV coloquio de GESTA

De la pantalla a la palabra

Cultura Suscriptores
Centenario del Ulises de Joyce

Héroe inconquistado

Edición 1924 Suscriptores
Detrás del sabotaje a los gasoductos en el Báltico

Guerra permanente

Edición 1924 Suscriptores
Salto adelante del bolsonarismo en Brasil

Comprender o condenar