La falta de escalofrío - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

La falta de escalofrío

Calcular la felicidad de otros tiene un enorme margen de error. El polaco Michal Znaniecki se aplicó a ello revisando nuevos expedientes de la vida de Witold Gombrowicz, y encontró que detrás del mito del escritor “había una vida pobre, infeliz. Descubrí que Gombrowicz estaba en verdad muy perdido”,

Gombrowicz

Calcular la felicidad de otros tiene un enorme margen de error, y aquello que da como resultado casi siempre carece de importancia. El polaco Michal Znaniecki se aplicó a ello revisando nuevos expedientes de la vida de Witold Gombrowicz, y encontró que detrás del mito del escritor “había una vida pobre, infeliz. Descubrí que Gombrowicz estaba en verdad muy perdido”, le dijo la semana pasada a Ana Inés Larre Borges en la entrevista con Brecha previa al estreno en el Solís de su obra Kronos. Una calma erótica. Qué es el mito, la pobreza y la felicidad, qué es estar perdido. Znaniecki hizo una investigación y recogió minucias de un sujeto reacio a la ligereza de la interpretación, un escritor lleno de pose, contradicciones y gestos teatrales. Había que ver de qué manera se enfrentaba en escen...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2009 Suscriptores
Una red de empresas integrada por uruguayos fue investigada en Paraguay por lavado y contrabando de cigarrillos

Cenizas quedan

Edición 2009 Suscriptores
Un alto a la concentración en la industria frigorífica

El marronazo

Edición 2009 Suscriptores
Población trans en cárceles

No preciso identificación

Edición 2009 Suscriptores
Fuertes reclamos en el sistema judicial por el derecho a la maternidad

Siempre de turno

Edición 2009 Suscriptores
Encrucijadas ambientalistas

Antes de que caiga el telón