La razón de la sinrazón - Semanario Brecha
Edición 1409 Suscriptores

La razón de la sinrazón

"Mi razón enflaquece y con razón me quejo de la vuestra fermosura”, desvariaba don Quijote. La fermosura de Cristina Kirchner puede ser que perturbe a algunos (que mucho le sonríen). En otros, el trastorno lo provocan sus olímpicas sinrazones. Su gobierno alentó la confianza al levantar respetables banderas. Pero con ellas no alcanza a tapar desquicios inaceptables. Como las madres de la isla de Bali –que según Margaret Mead y Gregory Bateson acariciaban un rato a sus hijos, los apartaban y cuando ellos volvían confiados los ignoraban–, esta administración practica el doble vínculo, puerta a la esquizofrenia.“Doble vínculo” llamó Bateson a aquellas relaciones insanas: los niños concluían por negar su propia razón antes que dudar de sus buenas madres.Cuando alguien en quien confiamos nos m...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia