Mundo Suscriptores

La revolución privada

En la cuna del socialismo latinoamericano ha surgido una nueva relación de producción –para usar un término marxista– que incluye tanto la figura del dueño-patrón como un nuevo fenómeno de explotación laboral y acumulación de capital. Con la “actualización del modelo económico” cubano nació un sector privado que el gobierno quiere ver crecer. Pero los vacíos legales de un Estado diseñado para funcionar al margen del capitalismo, y la falta de instituciones sindicales dedicadas a combatir la explotación (véase análisis en página 13), dejan desprotegida a una nueva clase de trabajadores.

Cuba por Ombú.

Todas las madrugadas Dariel llega a la panadería de su barrio para comprar el pan que luego revenderá casi al doble del precio original. Clientes no le faltan. Para muchos cubanos es una ayuda inestimable poder adquirir el alimento en las puertas de sus casas; para otros es la única forma de evitar las colas en la panadería. Dariel es, según se mire, un héroe o un villano. Como muchos otros cubanos, ha tomado el camino de la autogestión. Es el caso arquetípico de lo que en Cuba se denomina el “trabajo por cuenta propia”, una actividad laboral por fuera de las estructuras del Estado. Se trata del incipiente, pero creciente, sector privado en la isla socialista.

Cuba cerró el primer semestre de 2017 con unas 560 mil personas incorporadas al trabajo por cuenta propia, la inmensa mayoría en...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados