Edición 1491 Suscriptores

La rodilla de Dios

Son las ocho de la noche del jueves. A mi lado un inglés al que parece importarle bien poco la eliminación orina en una bolsa de ruffles. Que por suerte son de mejor calidad que las nuestras.La selección uruguaya le acaba de dar la mayor alegría de sus vidas futbolísticas a varios miles de hijos de Obdulio (y a la vez sobrinos de Francéscoli y Kanapkis) que de alguna manera se las ingeniaron para llegar hasta el estadio del Corinthians. Es que todo se dio de manera ideal. Desde la metamorfosis del “Cacha”, pasando por un encuentro digno de tatuaje de Giménez, más un Muslera que por ahí mete miedo con alguna salida pero que después te salva esas pelotas que te cambian un partido y hasta un campeonato.Y después está Luis Suárez. No sé si lo de meter el gol para luego ir a saludar a Walter F...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Señales de una política agropecuaria regresiva.

La esquila

Sociedad Suscriptores
El nuevo directorio de Colonización y su representación

¿En nombre de quién?

Sociedad Suscriptores
Decenas de miles de trabajadores perderán su trabajo al finalizar el año

Te llevan

Sociedad Suscriptores
¿La línea fina entre el policía penitenciario y el operador?

Al filo de la navaja

Sociedad Suscriptores
Conversaciones en la Facultad de Psicología

Pandemia, psiquis y después